Los beneficios de un día de Relax

admin

enero 25, 2017

Sin categoría

Nuestra vida está llena de prisas, de actividades, de estress, de reponsabilidades, compromisos…

 

STOP

Por un instante, para. Exacto. Para.

En medio de toda esa vorágine que te envuelve durante tu día, permítete un momento para tí.

Para notarte. Para sentir que estás, para respirar. Si practicas este minuto de Stop, diariamente, percibirás cambios ent u día. Quizás al principio son pequeños cambios, simples y a veces casi imperceptibles. Sin embargo, si continuas ejrcitándolo, poco a poco natarás un incremento de tu energía y de tu positivismo.

imagen via Google Image
imagen via Google Image

 

La Importancia del Minuto para tí

Damos mucho de nosotros mismos durante todo el día, por eso debemos darnos a nosotros mismos. Cuidarnos y notar que nos estamos cuidando. no hagas nada durante un minuto al día. Puedes ir incrementando el tiempo cuando te sientas confortable. En un principio prueba con un minuto.

Pon tu alarma y durante un minuto no hagas nada. Respira. Sólo respira profundamente, y envia aire a todas las partes de tu cuerpo. Intenta no pensar en nada. ¡Qué difícil, verdad! Inténtalo, es sólo un minuto.

Comprobarás que nada sucede en un minuto si tú no estás. Al contrario, al relajarte durante un minuto y volver a tus quehaceres, estás más connectada/o contigo mismo y esa seguridad se transmite en todo llo que hacer.

Contagio de la tranquilidad

Sí, has oido bien. La tranquilidad se contagia. Como se contagia el positivismo. Cuando estás conectado, conectad, relajado, tu percepción es más amplia y resulta más fácil resolver cuestiones que puedan surgir, y surgen, durante nuestro día.

La solución de asuntos nos otorga tranquilidad y seguridad, no solamente a nosotros, sino también a los qu enos rodean e interactuan con nosotros.

Tu minuto

No lo pierdas. Regálatelo,

Un  minuto para tí ,para tu mente, tu cuerpo tu esencia. Reconecta contigo y no te preocupes ya que en ese periodo cortito puede venir la solución que estabas esperando. Relájate. Aprende a parar. Aprende a deshacer o simplemente a no hacer.

No hacer nada durante un minuto puede ser de una gran ayudad a tu productividad.

Quizás sea el minuto más productivo del día.

cuéntame como te ha ido este pequeño pero gran consejo.

soso